El primer teléfono móvil o celular para un niño

Img 6770
¿Cuál sería la edad recomendable para comprarle un teléfono móvil a mi hijo?

Lo cierto es que no hay reglas establecidas ni una edad concreta, puesto que todo depende de la madurez del niño. Lo recomendable es facilitar un teléfono a partir de los 13 años de edad, si bien, los estudios indican que la mayoría lo adquiere entre los 10 y 12 años.

Antes de los 10 años de edad no se debería dar un teléfono móvil a un niño, a menos que tengas situaciones familiares o personales justificadas.

Muchos niños presionan a sus padres cuando sus compañeros de escuela empiezan a tener estos aparatos y se muestran ansiosos cuando no pueden tener uno. La presión social es bastante fuerte, pero lo ideal es retrasar al máximo la edad en la que le facilitamos un dispositivo a nuestros hijos.

En Italia se ha creado una escuela de padres y madres, llamada la Scuola dei Genitori, en la que pretenden formar a los padres y madres y darles consejos sobre este tipo de situaciones. Muchos no tuvimos esa experiencia cuando fuimos jóvenes y a veces no sabemos cuál es la mejor decisión para nuestros hijos. La mayoría de padres que le compran un teléfono móvil a sus hijos por primera vez, aducen que lo hacen por su propia tranquilidad, "para tener a mi hijo controlado", pero no son conscientes de los peligros que podría ocasionar el hecho de tener un teléfono cuando el niño no tiene la madurez suficiente. Por ejemplo, el uso excesivo o la dependencia que estos aparatos crean en las personas puede llevar al aislamiento y alejamiento de la familia y amigos o los fraudes y estafas que a menudo suceden cuando uno tiene un menor control sobre lo que los chicos hacen con sus teléfonos. 

Deben existir ciertas reglas desde el principio, como por ejemplo, dejar apagado el teléfono al entrar a la escuela, apartarlo a la hora de comer, poner un límite de gasto mensual, etc. Debemos alentarlos a que realicen actividades físicas o deportivas, a que no se aíslen y sobretodo, predicar con el ejemplo, ya que muchos padres están constantemente con el teléfono en la mano, en las redes sociales, etc y no podremos exigirles nada que nosotros no hagamos.

Es importante que apaguen el teléfono una hora antes de irse a dormir, para que puedan descansar relajados y debemos conversar con ellos acerca de los riesgos y situaciones que se pueden llevar a cabo, además de la responsabilidad que supone tener un teléfono.

................................................................................................................................................................................................................
Este Post es una colaboración de Eva Ibert Roca, autora del Blog Educar los hijos


blog comments powered by Disqus

Lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2017 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.