7 gestos para una vida sin basura o zero waste

Yve ramirez botella reutilizable
¿Te has dado cuenta de que en la naturaleza no existen los residuos? Todo lo que desecha un organismo es aprovechado por otros. Es decir, la basura es un invento de los humanos. 

Cada día tiramos a la basura 3,5 millones de toneladas
de desperdicios pero como no los vemos, no nos duelen…
Un invento que ha logrado crear en los océanos 
enormes  islas de basura 

 
Por eso cada vez más personas nos unimos al movimiento zero waste, que busca un 
mundo libre de basura. Este movimiento (llamado residuo cero en castellano) tiene sus 
orígenes en la industria, y se trasladó a empresas y también a muchas ciudades enteras. 
de vida residuo cero se ha convertido en una moda, cada vez se hace más popular entre 
ciudadanos de a pie, que apostamos por poner el freno a la basura desde nuestros propios 
hogares
 
El concepto es simple: lograr que todos los recursos que utilizamos tengan un ciclo de vida circular, es decir, que una vez no cumplan la función para la que han sido diseñados, 
puedan reincorporarse en el sistema para aprovechar sus materias primas de nuevas formas.
Algo que solo podemos lograr si reducimos al mínimo los residuos que generamos, pues actualmente son demasiados para este planeta finito que vivimos.  
 
Desde casa podemos hacer mucho para lograrlo, sobre todo apostando a esta última parte: 
la reducción de residuos. Hablo de pequeños gestos que no solo reducen el tamaño de 
nuestras bolsas de basura, sino que además envía una señal al mercado.

Recuerda que
nuestro carro de compra es una poderosa arma de transformación social y económica. 
 

Vamos a repasar algunos de ellos: 

 
1.Compra a granel todo lo que puedas. Actualmente hay muchas tiendas 
especializadas, como “las de antes” donde comprar granos, harinas, especias, 
frutos secos, etc. Incluso es posible conseguir vino, cerveza, leche ¡y hasta 
golosinas!. Detecta los comercios cerca de tu casa que te permiten comprar a 
granel (aunque sea en el supermercado, que cada vez se ve más) y luego ármate de 
valor para hacer tu compra sin usar bolsas desechables. En este post te damos 
2.¿Comes pescado, carne, queso, jamón? Si quieres llevar una vida sostenible, 
conviene reducirlo al mínimo porque el impacto ambiental del consumo de alimentos 
de origen animal es muy grande y diverso. Pero además, puedes comprarlo con tus 
propios tuppers y envases directamente en el obrador, y ahorrar muchos residuos 
difíciles de reciclar.

3.Lleva siempre contigo bolsas reutilizables (mejor de algodón que sintéticas), listas 
para compras improvisadas. Ten varias de buen tamaño, pero también algunas 
pequeñas para comprar granos a granel, algo para merendar, frutas pequeñas,  etc. 
En Usar y Reusar tenemos una buena selección para distintos usos.

4.Evita comprar agua embotellada usando tus propias botellas reutilizables. 
Recomiendo que sean botellas de acero inoxidable de buena calidad, que es muy 
estable, y evitar plástico y aluminio. Si la calidad del agua de tu casa no es buena, 
instala un filtro y siempre lleva contigo tu botella con suficiente agua.

5.Huye de las pajitas desechables. Por favor, no las compres para tu casa y, cuando 
pidas una bebida en un bar o restaurante, recuerda pedir que te la sirvan sin pajita. 
Parece una tontería, pero tienen un impacto ambiental importante. Y si amas las 
pajitas, siempre puedes escoger una pajita reutilizable de acero que te durará una 
eternidad.

6.Composta los restos de alimentos y otros residuos orgánicos de la cocina: En 
Barcelona contamos con recogida selectiva para su compostaje. Pero si no es tu 
caso, puedes hacer tu propio compostador en casa o llevarlo a un huerto que tengas 
cerca.

7.Pásate a las menstruaciones sostenibles. Cambia tampones y compresas 
desechables por sus versiones reutilizables: la copa menstrual y las compresas de 
tela orgánica. Ganarás en salud (porque son libres de tóxicos), evitarás que miles de 
compresas y tampones acaben en el vertedero. Si no las has probado, no pongas 
cara de horror: son súper cómodas, higiénicas, no producen los malos olores de las 
desechables (que es producto de la gran cantidad de químicos que traen) y son 
mucho más nobles con tu cuerpo. 
 
Y sobre todo, explica todos estos pequeños gestos que haces en tu día a día. Sin dar la lata, 
pero compartiendo tu viaje. Seguro que alguien se anima a seguirte por el camino. Si 
buscas más ideas para una vida residuo cero, te invitamos a pasarte por Usar y Reusar, la 
tienda zero waste de La Ecocosmopolita, y a seguirlos en su cuenta de Instagram, 

..................................................................................................................................................................................................................................................

Post en colaboración con la Ecocosmopolita
blog comments powered by Disqus

Lista de correos

Suscríbete al blog

Feed icon 28x28 Rss

© 2013 - 2017 Ifeel maps. Tu guía saludable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.